Como hemos visto con anterioridad, el jamón está muy arraigado en la cultura popular española. Este producto ha ocupado un lugar bastante importante en las mesas de nuestro país desde hace siglos.

Por esto mismo, este alimento también está presente en muchas de nuestras formas de arte. En este post vamos a hablar sobre la presencia del jamón en la literatura española, ya que ha sido notable a lo largo de los siglos.

Inicios del jamón en la literatura

Los inicios del jamón en escritos se remontan a tiempos anteriores al nacimiento de Cristo, concretamente al siglo II, dónde el político e historiador Catón el Viejo enumeraba las claves para curar y secar correctamente estas piezas.

Esta podría ser la primera referencia que encontramos escrita sobre el jamón, aunque la realidad es que los pueblos del norte de la península ibérica ya podrían tener sus propios escritos sobre cómo realizar este proceso.

También encontramos algunos autores de obras de teatro durante la época del Imperio Romano que reconocen la calidad de este producto, señalando que las personas que podían disfrutar de este manjar eran personas pudientes y utilizaban este alimento para impresionar a sus invitados.

El jamón en la Edad Media

Durante este periodo de la historia es difícil encontrar textos originales que hablen sobre este producto. La única referencia que encontramos al jamón durante esta etapa es a través del Arcipreste de Hita, que le dedica una magnífica oda.

La explicación de que no haya suficientes referencias durante la Edad Media se debe a que fue un periodo de guerras, además de muy religioso. El hambre golpeaba duramente a toda la población y mantener a un animal como el cerdo era demasiado costoso. Además, es importante recalcar que en esta etapa de la historia la península Ibérica formaba parte del reino musulmán, población que tenía totalmente prohibido el consumo de carne de cerdo.

Con la reconquista, las dehesas vuelven a manos de los cristianos y vuelve la crianza de cerdos, comenzando así la práctica de la matanza.

El jamón en la literatura

El jamón en el Siglo de Oro

Es durante este periodo dónde empezamos a tener un mayor número de referencias literarias de nuestro producto más querido.

Grandes autores nos han dejado escritos sobre el jamón, aunque no se refieren a él como tal, sino con otros términos para hablar sobre él como pernil de tocino, pata de cerdo o cuarto trasero.

En esta época se comentan las bondades de esta pieza en gran cantidad de obras, destacando por ejemplo El Quijote de Miguel de Cervantes, que hace referencia al jamón por la buena mano que tiene Dulcinea en su curación.

Otra referencia importante a destacar sería La Celestina de Fernando de Rojas, dónde mencionan al jamón como uno de los elementos que no debería faltar en ninguna despensa.

En poesía también encontramos cantos y alabanzas a este manjar en obras como Tres Cosas de Baltasar de Alcázar, y en una de las guerras literarias más sonadas en el mundo de la literatura como fue el enfrentamiento entre Quevedo y Góngora.

El jamón en el Siglo XX

A partir del Siglo de Oro encontramos multitud de textos y estudios referenciando a este producto.

Con la mejora de las condiciones de vida empiezan a desarrollarse estudios sobre las propiedades y beneficios del jamón.

En el ámbito de la literatura encontramos a grandes escritores como Rafael Alberti o Camilo José Cela que lo incluyeron en sus obras.

El jamón en la literatura

Conoce la historia tan rica que se esconde detrás de nuestro manjar más preciado con nuestras visitas a Museum Vallejo.

Reserva ya tus entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *